¿Cómo usar la tarjeta de crédito de manera inteligente?

0
72

Las tarjetas de crédito permiten hacer compras o avances de dinero en efectivo y reembolsarlo en cómodas cuotas; “pero ojo, el mal uso de las tarjetas puede hacer que paguemos más intereses de la cuenta o caigamos en el sobreendeudamiento” afirma Fabio Chavarro, Gerente Corporativo del Grupo Juriscoop.

Por esto, Chavarro, preparó estos ocho consejos para usar las tarjetas de crédito de manera más inteligente, los cuales serán muy útiles:

  1. Procure usar la tarjeta de crédito únicamente como medio de pago, para pagar a una sola cuota y no como mecanismo de financiación a mediano y largo plazo.
  2. Controle los gastos de la tarjeta de crédito y guarde todos los comprobantes de lo que haya comprado, con el objetivo de detectar a tiempo compras innecesarias y llevar control del endeudamiento y de los intereses que se causan por diferir compras o hacer anticipos.
  3. Programe los pagos de su tarjeta junto con los demás gastos mensuales a partir del mes siguiente; así podrá cumplir a tiempo con estos pagos sin que le cobren recargos.  Es primordial que no entre en morosidad.
  4. Evite la tentación de tener 2 o más tarjetas y no financie gastos con ellas. Es normal que adquiera bienes tangibles como tecnología, electrodomésticos, etc., pero debe pagarse en el menor tiempo posible. No se recomienda que financie ciertos gastos como comidas en restaurantes, cines, vacaciones, porque al final pagará un precio muy superior por ellos.
  5. Si puede haga los pagos de la tarjeta de crédito de manera anticipada, para que los intereses sean menores y evite intereses moratorios. Además, si es posible, y para disminuir la deuda, haga abonos para reducir el total.
  6. Evite en lo posible hacer retiros de efectivo o avances de la tarjeta de crédito, porque la comisión suele ser muy elevada.
  7. Ante las compras por internet con la tarjeta de crédito recuerde que debe ser cauteloso con la introducción de los datos personales y solo registrarlos en portales web confiables. Siempre hágalo desde un computador familiar, evitando usar uno ajeno o de una red pública. Desconfíe de e-mails con grandes ofertas o sin identificar y asegúrese del producto que está comprando y de su precio final. Finalmente, revise periódicamente los extractos de su cuenta para evitar sorpresas.
  8. No haga compras de cosas innecesarias, aunque estén en promoción. Grandes descuentos en cosas que no necesita son una tentación que terminará pagando muy caro.

“El uso de la tarjeta de crédito no es malo, siempre y cuando se haga con cabeza fría y responsabilidad. Lo ideal es ser previsor y tener una cultura de ahorro, que nos salvaría en épocas del incremento del gasto como son estas que ya están a la vuelta de la esquina. Diciembre y enero es una buena época para programar nuestro plan de ahorro y no solo para gastar más” finaliza Fabio Chavarro, Gerente Corporativo del Grupo Juriscoop.

-Publicidad-

Comentar

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí