Ocho habilidades para ser más innovador

0
74
Businesswoman leader looking at camera in modern office with multi-ethnic businesspeople working at the background. Teamwork concept. Caucasian woman.

La innovación es uno de los factores más determinantes para la creación de nuevos productos o servicios, así como para la transformación y el crecimiento de las compañías.

Para lograr innovar se requieren ciertas habilidades y compromisos por parte de quien desea hacerlo.

El portal weforum.org recolectó ocho habilidades distintas que se requieren para innovar con las dinámicas que tiene el mundo hoy:

  1. Ser observador obsesivo
-Publicidad-

El hecho de ser sensible a los detalles y cuidadoso al observar todo lo que ocurre a su alrededor le permite detectar problemas que nadie más ha visto.

Cuando se es lo suficientemente paciente y se logra dominar el arte de observar, se entiende mejor el mundo, así como por qué suceden las cosas.

Además permite descubrir problemas, oportunidades y necesidades que no han sido satisfechas.

  1. Tener empatía e interés por los demás

La capacidad de sentir lo mismo que sienten las otras personas, le permite ser más cercano a sus necesidades.

Por esta razón las innovaciones más trascendentales, desde el Internet hasta Facebook, han surgido a partir de una persona que se hizo experta en los problemas, necesidades, deseos, y percepciones de otros. El diseño inspirado en el usuario nunca podrá fracasar.

  1. Tener curiosidad y ganas de aprender

La gente más innovadora es curiosa por naturaleza y no restringe su deseo por investigar, aprender y explorar situaciones nuevas y desconocidas.

Esto permite “coleccionar” ideas y referencias que son la materia prima para el proceso creativo. Sin información no se puede diseñar y entre más información tenga, mayor será su creatividad.

  1. Insatisfacción con el statu quo

La habilidad de cuestionar constantemente el mundo actual, ser crítico de los detalles y nunca acostumbrarse a la realidad actual es una habilidad indispensable para notar problemas que se pueden mejorar.

El tener un ojo crítico para todo producto, marca, interacción, experiencia o solución es parte de la búsqueda constante que se requiere para lograr una mejor solución.

  1. Ser creativo y de pensamiento divergente

Una de las habilidades más reconocidas y útiles para innovar es la capacidad de generar ideas diversas y originales. A esto se le llama “pensamiento divergente” y surge a partir de la capacidad para multiplicar y combinar ideas.

La gente que no tiene miedo a generar soluciones es aquella que más creativa es.

  1. Ser tolerante a la incertidumbre.

El proceso de innovación está lleno de incertidumbre, y la gente más innovadora brilla cuando trabaja en problemas poco definidos, complejos y con alta incertidumbre.

Tener un razonamiento de “detective” lo motivará a generar soluciones posibles aunque no tengan necesariamente una justificación o fuente de respaldo confiable detrás.

  1. Tener poco miedo a experimentar

Nadie puede generar ideas sin antes experimentar con ellas, aunque sea a un nivel hipotético.

Muchas veces el innovador prefiere hacer que planear. Esta capacidad de ejecución (prueba y error) le permite aprender más rápido, generar más ideas y desarrollar soluciones más certeras que otras personas que solo se enfocan en la planeación.

  1. Ser optimista y pensar a futuro

La certeza de que cualquier idea es posible, y de tener una conexión emocional con la solución final permiten ver el futuro mucho antes que otros.

La gente innovadora es naturalmente optimista y siempre apuesta por hacer vivir una idea y no matarla antes de tiempo.

-Publicidad-

Comentar

Ingrese su comentario
Ingrese su nombre aquí